Redacción

Newssanmiguel@gmail.com

SAN MIGUEL DE ALLENDE. – En una fiesta mexicana no pueden faltar la bandera de México, los fuegos artificiales, los adornos, la música mexicana, y sobre todo los platillos típicos que le dan ese toque especial a la noche. Porque la comida es la protagonista de las fiestas de Independencia, es por eso que te traemos 10 ideas de platillos super mexicanos, que desde casita puedes preparar y degustar, y que con orgullo gritar ¡Viva México!.

1. Pozole

Foto: tipsparatuviaje.com

El pozole o caldo de maíz, es un plato tradicional mexicano, un caldo hecho a base de granos de maíz de un tipo conocido comúnmente como cacahuazintle, a la que se le puede agregar carne de pollo o de cerdo como ingrediente secundario.

De esta preparación básica existen variaciones por todo el territorio mexicano: el pozole verde, el pozole rojo y el pozole blanco, que a su vez, a este versátil platillo se le puede acompañar con diversos ingredientes, que varían según la zona y costumbres.

2. Enchilada

Foto: My Latina Table

La enchilada es un plato que en México se elabora con tortilla de maíz bañada en alguna salsa picante utilizando chile en su preparación. Dependiendo del estilo, la enchilada puede ir acompañada o rellena de carnes (pollo, pavo, res) o queso; además de ser acompañada de alguna guarnición adicional, que generalmente consiste en cebolla fresca picada o en rodajas, lechuga, crema de leche y queso.

También hay de varios tipos: están las enchiladas rojas, las enchiladas verdes, o las enchiladas suizas.

3. Tamal

Foto: cocinavital.mx

El tamal es un alimento de origen mesoamericano preparado generalmente a base de masa de maíz o de arroz rellena de carnes, vegetales, chiles, frutas, salsas y otros ingredientes. Son envueltas en hojas vegetales como de mazorca de maíz o de plátano, bijao, maguey, aguacate, canak, entre otras, e incluso papel de aluminio o plástico, y cocida en agua o al vapor. Pueden tener sabor dulce o salado.

4. Huarache

Foto: Somos Mexicanos

El huarache es un plato típico mexicano, cuya forma simula las sandalias tradicionales mexicanas. Está hecho con masa de maíz y es común que se sirvan con bistec, costilla o huevo estrellado y se acompañan con salsas y queso.

En la actualidad, las familias mexicanas han optado por prepararlos con distintos guisados.

5. Huevos rancheros

Foto: Deliciosi.com

Los huevos rancheros son un desayuno mexicano tradicional, que consiste básicamente en huevos fritos sobre tortillas de maíz con una salsa hecha de tomates, chiles y otros vegetales picados y frijoles refritos, también suele llevar guacamole y pico de gallo. Estos son servidos no solo en el desayuno, sino que pueden ser servidos a media mañana o incluso durante el almuerzo.

6. Mole

Foto: Poblanerías

El mole es un platillo mexicano, a base de chocolate, pimienta, pan (bolillo), tortilla tostada, chiles, tomate, cebolla, clavo (especie), comino, nuez, almendra (no en todos los tipos de mole), laurel.

El término se refiere a varios tipos de salsas mexicanas muy condimentadas hechas principalmente a base de chiles y especias, y que son espesadas con masa de maíz, tortilla o pan; también se refiere a los mismos guisos a base de carne o vegetal que se suelen preparar con estas salsas espesas.

El mole es de origen prehispánico, y era ofrecido en ceremonias como ofrenda a los dioses. De las muchas variantes de mole existentes, la más popular es el mole poblano, un mole oscuro proveniente de Puebla, pero conocido en todo el país. Otros moles son el mole blanco, el mole almendrado, el mole oaxaqueño, el huaxmole, y el manchamanteles.

7. Guacamole

Foto: directoalpaladar.com

El guacamole es una salsa mexicana preparada a base de aguacate y chile verde o chile pimiento. El nombre guacamole proviene del náhuatl Ahuacamolli traducido al español, que se compone de las palabras Ahuacatl (aguacate) + molli (mole o salsa).

El aguacate tenía una significación erótica para los aztecas, tanto que las mujeres no podían realizar la recolección de los frutos, ya que simbolizaban los testículos. Según la mitología prehispánica, Quetzalcoatl, el dios tolteca, ofreció la receta del guacamole a su pueblo, quienes la extendieron por el territorio de Mesoamérica.

En la actualidad, a el guacamole se le agregan otros ingredientes picados como cebolla, jitomate, chile verde y cilantro

8. Pico de gallo

Foto: Somos Cosineros

El pico de gallo es una ensalada típica de la gastronomía mexicana. Se trata de una de las preparaciones más clásicas de este país, y se encuentra en casi todas las regiones en multitud de variantes. Un picadillo a base de jitomate, cebolla, chile cerrano y cilantro. En ocasiones le ponen orégano, aguacate, comino y jugo de limón.

En si no es un platillo como tal, si no un aderezo que sirve para acompañar a otros platillos como tacos, molletes, ensaladas, quesadillas, tortas, etc. Debido a que sus colores corresponden a los de la bandera de México, también se le conoce como ‘salsa mexicana o bandera’.

9. Taco

Foto: Foof and Travel

Un taco es una preparación mexicana que en su forma estándar consiste en una tortilla enrollada (generalmente de maíz, también de harina de trigo, de nopal o de algún otro ingrediente) que contiene algún alimento dentro y algún tipo de salsa. Es considerado como uno de los platillos más representativos de la comida mexicana.

Los tacos pueden ser sencillos, hechos en casa para contener los alimentos preparados en el momento, una simple tortilla enrollada, una tortilla espolvoreada con sal o también salsas picantes; también pueden ser más complejos como los tacos al pastor, de canasta o las flautas (tacos fritos o dorados). Todas estas variaciones se acompañan con diferentes elementos que pueden ser verduras, salsas, quesos rallados, cremas y limón dependiendo del tipo y el gusto de la persona. 

10. Carnitas

Foto: Cocina Fácil

En México, se le llama carnitas a la carne de cerdo que son fritas en manteca del mismo. Para su preparación se emplean enormes ollas de cobre, o cazos de acero inoxidable. La manera tradicional para prepararlas es sazonando la carne y vísceras de cerdo con sal y tequesquite, aunque dependiendo de la persona que las prepare la receta puede variar.

Por ejemplo, se puede sazonar con hierbas y especias como pimienta negra, ajo, caldo de pollo en polvo, etc., además de salarlas moderadamente. Una vez que las porciones del cerdo han sido fritas, se le añade a la cacerola, junto con la fritura, una solución que puede incluir refresco de cola, jugo de naranja, cerveza, agua, y leche.

Las carnitas pueden hallarse con facilidad en los mercados o en las carnicerías de todo el país. Existen también vendedores de comida rápida y fondas especializados en la venta de tacos y tortas de carnitas.

Información tomada de Wikipedia.org

Written by amsanmiguel