Redacción

Newssanmiguel@gmail.com

SAN MIGUEL DE ALLENDE. – En el templo de San Juan de Dios, feligreses llegan a visitar y a rezarle al Señor de la Columna, así mismo, pedir y darle gracias por ser parte de su vida un año más. Algunos oran en silencio y otros rezan el santo rosario en tono bajo.

Al término del encuentro con el señor, los fieles pasan al frente del altar a dejar una limosna y como agradecimiento, una de las encargadas del templo les da un ramito de manzanilla o una pulsera tegida de color morado o rojo, así como también una estampilla con la imagen de Jesús.

La entrada al templo es por la puerta de al lado, mientras que la salida se da por la puerta de enfrente.

Written by amsanmiguel