Redacción

newssanmiguel@gmail.com

Foto: Zona Franca

 

Irapuato.- La noche del 5  de diciembre, en un motel de la ciudad de Irapuato, un hombre de 33 años de edad acudía al llamado de su ex novia que lo había citado en el lugar porque hablarían de un préstamo de dinero.

El hombre fue a la cita  y entró a la habitación que le había indicado. Una vez dentro, dos hombres se fueron contra él para luego golpearlo, maniatarlo y apuñalarlo generándole heridas tan graves que murió en el lugar.

Esa noche el cuerpo de José Luis Espinoza García, que posteriormente se supo era dueño de una funeraria, quedó tendido en el baño del hotel y los dos hombres y la ex novia salieron del sitio que habían reservado momentos antes de la llegada de José Luis al lugar.

Fue justo esta mañana que la PGJE informó que dos hombres, señalados como los presuntos responsables de golpear, apuñalar y dar muerte al hombre de 33 años que sólo acudió a la cita formulada por su ex.

A través de un boletín indicaron que la noche del 5 de diciembre, en el hotel identificado como Kiuki, fue encontrado el cuerpo de José Luis, a quien dejaron abandonado y desangrándose en el lugar.

Durante semanas buscaron a los responsables y fue así como dieron con  JOSÉ CARLOS “N” y JOSÉ REYES “N”, que de acuerdo a las indagatorias hechas por la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios, son quienes privaron de la vida a José Luis Espinoza García, luego de golpearlo y acuchillarlo en la habitación de un hotel de la colonia San Martín de Porres de Irapuato.

Señalan que esa noche el hombre fue citado al lugar por su ex novia para que le prestara dinero y dentro fue sorprendido por 2 hombres sujetos que lo metieron al baño y que tras despojarlo de sus pertenencias, lo hirieron varias veces con un arma blanca en el tórax, lo ataron y dejaron ahí, retirándose los agresores. Su cuerpo fue encontrado por el personal del hotel.

Los detenidos ahora presentan cargos por los delitos de homicidio y robo.

Al desarrollarse la audiencia de formulación de imputación, esta autoridad dio a conocer los datos de prueba que incriminan a ambos en el hecho, por lo que se ha determinado vincularlos a proceso y establecer una medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, a fin de que estén en la cárcel mientras se desarrolla la causa penal y son juzgados por el crimen.

Written by amsanmiguel