Redacción

newssanmiguel@gmail.com

 

Este fin de semana, en la comunidad de Atotonilco, el poblado que cobija el Santuario por el que San Miguel de Allende consiguió el nombramiento de Patrimonio de la Humanidad, los vecinos terminaron por hartarse del ruido que se genera desde un salón de fiestas y de eventos sociales llamado Finca La Devoción.

A 200 metros está el Santuario de Atotonilco, considerada la Capilla Sixtina de América

Fue a través de las redes sociales que una de las usuarias de la red indicó que los pobladores estaban cansados del ruido en el que hasta sus «ventanas cimbraban» de la música que genera contaminación auditiva en la comunidad protegida por la UNESCO.

Al dar una vuelta por la zona, los vecinos de las calles alejadas sostienen lo dicho, el ruido se ha convertido en una constante para los cerca de mil habitantes que viven en la zona.

Según el Mapa de Google, de la Finca de las fiestas a nuestro Santuario protegido por la Humanidad hay apenas 480 metros de distancia.

Hay apenas 200 metros de distancia entre el Salón y las primeras casas y hoteles y hay mil metros entre entre este lugar y las casas de las orilla e la comunidad en la que se tiene registrada una población arriba de mil personas.

Por ello, un vecino del lanzó una petición ante CHANGE.ORG que dice:

«El Salón de fiestas Finca la Devocion en Atotonilco, Municipio de San Miguel de Allende Guanajuato, Mexico, organiza fiestas con exceso de ruido hasta altas horas de la noche molestando a los vecinos y violando el derecho a un medio ambiente sano con su exceso de ruido. Esto sin que las autoridades de San Miguel de Allende hagan nada al respecto. Esta actividad viola el reglamento municipal en materia de ruido en perjuicio de la comunidad», señala la petición.

DALE CLICK A ESTE LINK PARA APOYAR SU CAUSA👇👇👇:

👉👉PETICIÓN PARA CLAUSURAR EL SALÓN FINCA LA DEVOCIÓN EN ATOTONILCO GUANAJUATO POR EXCESO DE RUIDO👈👈

Ante las quejas de los vecinos se consultó al director de Ecología, Norberto Carbajo quien dijo que en ese salón «todo estaba en orden» que contaba con permisos para terminar la fiesta a las 3:00 de la mañana y que habían medido que tenía 65 decibeles.

El encargado de cuidar el medio ambiente y evitar la contaminación, dijo que este año sólo han recibido una queja de salones «escándalo» y fue esa, la Finca La Devoción.

«En esta ocasión que fuimos (a Atotonilco) y encontramos que efectivamente tenían un permiso hasta las 3:00 de la mañana y en ese día el nivel era el permitido, tenía menos de 65 decibeles», dijo, mientras agregaba que había que reportar al 911 y que él y su gente van a todos los lugares que les reportan porque ya saben que en el día pueden utilizar 68 decibeles y en la noche 65.

«Tenían su documentación regular y es el mismo trato para todos. En este caso el permiso hasta las 3:00 de la mañana, fue porque así lo solicitaron los organizadores», concluyó el encargado de proteger el ambiente en San Miguel de Allende.

 

Written by amsanmiguel