Redacción

newssanmiguel@gmail.com

 

La secundaria Fuego Nuevo, una de las más tradicionales en la ciudad, vuelve a ser el foco de atención de las autoridades de Educación en el Estado (SEG), esta vez por el caso de acoso escolar en contra de una de las alumnas que terminó en una pelea callejera con golpes de importancia para la niña que antes pidió les había pedido ayuda.

La institución que dirige desde hace años Saúl Ramírez Calderón, además de ubicarse en los lugares con menor calidad educativa de todo Guanajuato y pruebas de PLANEA  y resultados educativos reprobados, según mejoratuescuela.org  es la tercera vez, en un año y medio, que se mete en un nuevo escándalo: el acoso escolar y las peleas callejeras, donde el mismo director le ha dicho a los padres que lo que pasa fuera de la escuela “no le compete a él”.

 

El último de los casos trata de una menor que durante meses fue víctima de acoso escolar por parte de 2 alumnas de Secundaria y una del bachillerato Cecyteg, quien a través de mensajes y audios amenazaban a la joven (audios y mensajes que compartieron con NEWS) hasta con “acuchillarla” porque les caía “gorda”.

La familia de la menor indicó que Saúl Ramírez Calderón, director de la Fuego Nuevo, quien junto  con otras personas cuenta con una demanda  por “operaciones perjudiciales contra la secundaria Fuego Nuevo “  y a quien también en junio del 2018, le estallaba un escándalo cuando una sus empleadas del plantel fue golpeada por una mamá que la acusaba de mantener relaciones con un estudiante de la Secu, ya conocía de los problemas de bullying en contra de la niña pero que no hizo nada por controlarlo.

Del Acoso pasaron a los golpes y los padres de familia buscaron presentar una denuncia por lesiones contra la joven que la agredió, pero en el Ministerio Público le dijeron que no podían aceptarla porque “le subieron” que buscara a los padres de familia de las otras chicas, para que fueran todos juntos a platicar y encontrar una solución.

Antonio de León, de comunicación de la Procuraduría de Justicia de Guanajuato (PGJE) dijo que desconocía si se puso o no una denuncia por el caso porque los papás debieron hacerlo en la llamada Unidad de Adolescentes  que no está aquí en San Miguel de Allende sino en “otra subprocuraduría que está en Guanajuato capital”  y que por lo tanto no sabía del tema.

En la Delegación de la Secretaría de Educación de la región norte, su departamento de Comunicación constató que primero que “nosotros tomamos los autos del reporte para investigar y darle seguimiento, también se puede hacer del conocimiento en al supervisión escolar o denunciarlo por la página de Internet”.

Sin embargo la mañana de este martes, un supervisor de la Secretaría de Educación de Guanajuato (SEG) se reunió con la mamá de la niña agredida, que desde la agresión ya NO VA A LA ESCUELA por temor de que la sigan molestando.

Ahora busca un lugar seguro para la menor, que descansa en casa mientras cura las heridas que le provocaron “echándole montón” en una pelea callejera que se vio forzada a aceptar porque nadie de sus maestros y directores la escuchó.

 

Written by amsanmiguel