Por Miguel Arcángel

Columna: #TenemosQueHablar

Contacto con Arcángel: newssanmiguel@gmail.com (escríbele)

 


Buenos días mis queridos y amados lectores
, aquí estoy como cada lunes bajando de mi nicho (que no es otra cosa que mi hogar) para leernos y escudriñar en los temas que ocurren en esta bella ciudad ¿Qué tal te va su fin de semana largo? la ciudad está llena de visitantes porque ya nos habían advertido que llegarían, como cada temporada de vacaciones.

Hoy tenemos día de asueto, no vamos a la chamba y esta vez iniciaremos sin ver a los Godi-amigos que cada semana llenan con su risa y sus “topers” los escritorios de esa casa que es de todos y en el que vemos desfilar cientos de personas todos los días. Por cierto, saludos grandes a los chavos ( ya sabes quién eres) que andan entregando los tinacotes que tienen en la explanada de la Presi, siempre es un deleite verlos como esquivan con astucia los tremendos “regalotes” que les dan a  las familias que van por ellos.

Y ya que andamos hablando de esquivos y fechas, de eso justamente es de lo que hoy #TenemosQueHablar:

¿Alguna vez escuchaste o supiste de la existencia de Los Hermanos Carrión…? pero ¿quiénes son esos mi querido Arcángel? pregunta “La Castaña” de tacones de colores que me trae vuelto loco y se ha vuelto mi cómplice de aventuras (así es el amor), pues se trata de un grupo musical que fue muy famoso allá por los años 60 y 70 y que seguramente nuestros papás alcanzaron a escuchar y gozar de sus ritmos coquetones.

Ese grupo tenía “cancioncillas” pegajosas que hacían a los chavos de aquellas épocas ponerse románticos y cantadores y justamente de una de sus canciones me acordé esta semana gracias a nuestro director encargado de las Obras Públicas, el buen Felipe Tapia, quien por cierto pronto andará celebrando que uno de sus pequeñuelos recibirá al Cristo Redentor en cuerpo y alma, así que junto con su señora andan muy apuradillos buscando saloncito, jardín o lo que le alcance para celebrarlo (somos dos mi querido Director). Yo sugiero que pidan permiso para cerrar la calle, compren 200 metros de popotillo y flores de plástico para la decoración vintage, renten el bocinón para fiestas y bajen la “playlis” cumbianchera para que el ánimo no decaiga. Eso nunca falla.

Pero bueno, resulta que la semana pasada, al hombre al que el alcalde Ricardo Villarreal le entregó la responsabilidad de llevar en tiempo y forma las obras, de que todo estuviera bajo control y se realice sólo con profesionales, dijo una frase que me trajo a los Hermanos Carrión a la mente: “Para abril o para mayo”.

Así es, resulta que nuestro Felipe “El Carrión” Tapia, quien dijo primero que sería en febrero cuando se entregarían las obras que empezaron en diciembre y que después nos dijo que mejor le aguantáramos a marzo, dijo que ahora mejor lo esperemos “para abril o para Mayo”.

Y como “las cerezas ya están maduras” al igual que el descontento de los vecinos, no conforme con las quejas y protestas de los vecinos de la colonia San Antonio de que la calle 20 de Enero y 28 de Abril no se ve que pronto vayan a terminar los trabajos, se puso entonces a abrir una tercera cuadra de la calle 28 de Abril para hacer exactamente lo mismo que hace en las primeras dos: amontonar tierra.

Los vecinos, ya de por sí molestos, tienen en una de las casas un contador de días para llevarle la cuenta de lo que harán en esa tercera cuadra que forma parte de una de las principales arterias de esa zona que tiene a los vecinos “atorados” y dando vueltas y vueltas como los mayates porque no hayan dónde guardar los autos a los que dicen, les quitan baterías y les rompen los vidrios, porque no tienen acceso a cocheras desde que inició enero.

“Para abril o para mayo, eh eh eeeeeeeeeeheeeh, que me ofrezcan la primera prueba de amor” dicen los vecinos, quienes piden al director que ahora sí se ponga buzo, que así como le pone entusiasmo a la fiesta de Primera Comunión del chamaco, le eche ganas a la chamba que le entregaron en sus manos no los ciudadanos, sino el alcalde Villarreal.

Le están contando los días mi querido Felipe “Carrión” Tapia y los vecinos ya no se quedarán con sólo una petición de ayuda con el Municipio (o sea su patrón) sino que recurrirán a otras instancias para decir que su velocidad es tan grande cual tortuguilla en tierra firme.

De la primera parte lleva 3 meses, de la otra parte, de la 28 de Abril, que inicie el conteo: 5 días hasta hoy (tic, tac, tic, tac,tic, tac).

 

Entre dichos, dichos…

Hay un dicho mexicano que justo ayer me encontré y queda perfecto para este tema que hoy trataremos y profundizaremos: “No hay más ciego, que el que no quiere ver“.

Y es que no estas tú para saberlo pero yo sí para contarlo, pero justamente esta semana, durante la presentación de una App para denuncias que realizaron los integrantes del Observatorio Ciudadano de San Miguel, en la que estuvieron presentes varios Godi-funcionarios de la presente administración, se habló de que a través de esa útil y sofisticada forma ciudadana, podremos decir todo lo que pasa en la ciudad, en cualquier rubro y tema.

Y como dicen que “cuando el plato tiene dueño a todo mundo le da hambre”, el síndico y ahora intento de modelo de pasarelas, Pável Hernández, dijo en su intervención que aplaudía con fervor guadalupano la existencia de esa aplicación porque ahora sí tendrían un lugar para saber de denuncias reales, porque todas esas que salen en páginas como Noticias con Valor, Sin Censura y con mis cuatachos de News, entre otros más, no son reales y no tienen validez porque casi casi son “fantasmas” quienes se quejan de calles abiertas, asaltos, golpes, inseguridad, baches y problemas de agua.

Claro, ahora resulta que debe tener una cara la denuncia, cuando las fotos o la apertura de las llaves ponen en evidencia las situaciones, el que no tenga nombre no quiere decir que no existe mi querido suspirante a modelo de pasarela sanmiguelense, más bien es que  “La mente es como un paracaídas, no sirve si no se abre”.

Así que las redes se hicieron para denunciar lo que sea, incluso jueces y autoridades toman como evidencia de prueba aquellas que aparecen en las redes para dar seguimiento a los casos (si no pregúntele a un abogado); que ustedes anden en otra ciudad diferente y no se den la vuelta por las calles, no quiere decir que no pasa nada.

Y como “las cuentas claras conservan amistades” no quiero quedarme con esta espina clavada en mi corazón que me causa tanto dolor , luego de que a través de un comunicado enviado desde  la Secretaría encabezada por el “Mirrey” de la Seguridad, don Ricardo Benavides, se dice que no es cierto, que son feos y malos malos aquellos sitios y páginas que ponen las denuncias de los ciudadanos y que tres de los asaltos que fueron denunciadas la semana pasada, NUNCA EXISTIERON.

¡Oh Dios Mío!, fuerte declaración.

Yo no voy a hablar por dos de ellos porque esos no los conozco, pero sí de la “banda de los Manchados” que operó en La Luciérnaga, donde un hombre de 87 años fue encerrado en el baño luego de salir de un banco para que entre 4 le quitaran su cartera… de ese sí voy a hablar.

Mi querido “Mirrey” de la Seguridad, el hecho de que no exista una denuncia (por cualquiera que sean las circunstancias de no haberla levantado y eso no me toca a mí averiguarlo) no es que NO exista el delito, decir que los medios y las páginas mienten y que la seguridad es tan bella como un atardecer de Primavera no ayudará en nada a bajar los índices delictivos de la ciudad porque en las calles se siguen agarrando a trancazos.

Ayer mismo una nota de Excélsior asegura que los cárteles de la delincuencia organizada se están peleando los Destinos turísticos de México, entre ellos nuestro San Miguel de Allende y hasta asegura que en los años 2011 y 2013 no se presentó un sólo homicidio doloso en su incidencia. Señala también que para el 2015 (año que usted llegó) se registraron 17 homicidios dolosos y el año pasado 21. “San Miguel de Allende, Guanajuato, dejó de ser una ciudad con aroma de rancho”, DICE EL EXCELSIOR… NO YO.

“Tapar el sol con un dedo” no es la solución a los asaltos, homicidios y ataques que están ocurriendo en la ciudad y echando chisme con mis amigos de NEWS (saludo por cierto a mi cumpleañero compañero) de lo que dicen ustedes es “mentira” (aclarado a través de su comunicado), le informo lo que ocurrió según la voz de un familiar de don Fer, el hombre asaltado:

A don Fer Sí lo asaltaron, sí ocurrió el jueves por la tarde, sí lo mancharon de algo y lo llevaron al baño de Soriana y sí lograron llevarse su dinero y sus tarjetas, las que afortunadamente pudo cancelar a tiempo. Pueden verlo en las cámaras.

Don Fer, el asaltado, dice que intentó levantar su denuncia y los guardias de seguridad lo enviaron a la caseta móvil de la Fuerzas de Seguridad que está en el estacionamiento, pero que ninguno de los policías estaba en ella, por lo que ocupó su tiempo para cancelar sus tarjetas, las mismas que dijo, intentaron usar en la tienda de Bodega Aurrerá y Farmacias Guadalajara. Don Fer tiene 87 años.

Los guardias no llamaron a la policía porque ahí estaba la oficina móvil, porque además no supieron decirle qué más hacer. Don Fer está bien y si hay más dudas, estas son las cancelaciones de sus tarjetas:

 

      

Mentirosos no somos los medios ni las páginas de Internet que difunden las quejas ciudadanas, más bien “Cada quien escoge la pared donde va a estrellarse” ¿qué no?.

Ya me voy porque sigo molesto, sólo con ver a La Castaña de ojos de cielo podré calmar mi coraje. Los veo mañana Godi-amigos, ya toca ir con la señora de “la cafe” para ver qué delicias nos trae de nuevo a nuestros paladares para la hora del almuerzo godinezco.

Nos leemos la otra semana que ya será primavera, la época para el amor, la época de mi castaña y yo.

 

 

 

 

 

 

 

Written by amsanmiguel