POR MIGUEL ARCÁNGEL

COLUMNA: #TenemosQuehablar

Contacto: newssanmiguel@gmail.com

¡Buenos días mis queridos y amados lectores!, como siempre y como cada semana, siempre es un gusto saber que nos podemos leer para enterarnos de qué es lo que se anda armando en este mundo sanmiguelense.

Y ya con la bendita lluvia cayendo poco a poco, hoy se siente re-bonito levantar la mirada y ver los cerros y campos pintados de verde, un color que ya extrañábamos por estas tierras.

No sé ustedes, pero por acá en la tierra Godín muchos andan como nerviosos y otros más asustados porque no sabemos qué es lo que pasará luego de ese 10 de octubre cuando cambien de administración.

Los que son panistas están como entre enojados, molestos, tristes pero también apurados porque al igual que todos, el destino es incierto y este es un sentir de cada tres años, cada que llega un nuevo Alcalde que viene acompañado de su gente.

Será otro inicio de gobierno que veremos cómo nos va, lo que sí es cierto es que los que están ahorita ya comenzaron a arrancar cabezas de la gente a la que contrataron de honorarios, dicen que «Porque ya se les acabó el contrato» y por ende serán los primeros que pondrán en la mesa del sacrificio prehispánico.

Así que vayamos a lo nuestro, que en la mesa hay varias cartas por abrir, otras por esperar y algunas que ya empiezan a armar tremendo alboroto, así que empecemos que hoy hay mucho de lo que #TenemosQueHablar:

LOS DESTERRADOS ¿LES ECHARON LA SAL…?

Para empezar este tema me regresaré un poco a aquel fiestón que contrataron los del Municipio a través del Consejo Turístico para presentar un video que presentarán como campaña para el turismo y con el que pretenden traer muchos turistas (dicen).

El video que dicen las malas lenguas que costó por ahí de los $16 millones de pesos, fue suficiente para reunir al «mundo godín» que bañado, perufmado, entaconado y trajeado al evento en el que pudieron «gorrear», digo gozar, de un ambiente de fiesta para una campaña retro.

Pero como de eso ya hablamos (y si no lo viste checa este link: La COLUMNA ARCANGELESCA DE HACE UNA SEMANA), y es que me referí a ese acontecimiento porque en ese lugar vi a uno de los «Los desterrados del PAN» (y/o humillados del PAN), uno de los que forma parte de ese grupo de panistas que por años fueron enviados al baúl de los recuerdos, pero que ésta vez guardaron su orgullo, su altivez, sus garras (su dignidad) y sus deseos porque les hablaron bonito otra vez… y al oído.

Se trata de un grupo de panistas, que al igual que lo hizo «Andy» en la Película de «Toy Story», los sacaron del baúl al que los habían mandado a vivir el destierro, porque necesitaban, ahora sí, de más juguetitos que les ayudaran en la campaña.

Pero eso de andar tanto tiempo en el clóset de la vida Godínezca también oxida y pues más que ayudar, pues ya vieron los resultados.

Y me acordé de ellos porque justo en esa fiesta del «retro video» de la campaña turística (que sólo ese día se vio), en una de las mesas andaba muy prendido Jesús Correa, el el ex alcalde y ex diputado local.

Jesús Correa con su hija Romina Correa.

Y como marchante en el mercado, este panista que forma parte de los desterrados del PAN, ahora sí ya era otra vez amigo de quienes algún día lo mandaron al carajo, pero como en esto de la política, eso de la dignidad y el «AMIGA DATE CUENTA» no existe, pues ahí estaba muy contentote, hablando de los resultados de la campaña en la que él participó y que junto con los otros desterrados, más bien llegaron a echarles la sal al PAN y señor Correa, se los agredecemos.

Y ¿porque desterraron a Jesús Correa? ¡Ah pues te cuento! Este señor es un panista de antaño, quien anduvo muy pegadito (es decir muy cerquita, pero muy cerquita 😝😆🤣🤣🤣) con Luis Alberto Villarreal luego de que Don Chava García lo metiera de candidato del PAN, tan cerquita anduvo que se volvió el candidato siguiente, convirtiéndose en Alcalde y luego en diputado local.

Como el señor Villarreal, en ese entones 18 años más joven, aún con cabello y menos como es (ya tú ponle el calificativo), pues se fue para las diputaciones y luego de Senadores, se entretuvo en otros menesteres y Jesús Correa encontró otro a quién pegarse: Gerardo Trujillo, hoy también en un puesto menor en el Gobierno del Estado, por lo que juntos comenzaron a conspirar y armar su propia campaña y estrategia.

Pero ¡EQUIVOCACIÓN! y bajándolo de la nube que andaba pegado, volvieron sólo para recordarle que «El Paps» del pueblo era «Ya sabes quién» y hasta junto con Trujillo, a ambos los mandaron al baúl de los juguetes.

Y tras su diputación, Jesús Correa no pudo volver a ser ni el representante de su cuadra dentro del PAN por lo que, para que no se quedara descobijado, lo mandaron a ser un «Godín estatal» donde mantienen «sereno al moreno».

Pero esta vez «sí lo necesitaban» y todos guardaron su orgullo (y dignidad) para que trabajaran en la campaña junto con otros «desterrados» como Óscar Arroyo Delgado, el notario que hizo «válida la herencia» de la casa Beckmann a la señora cocinera doña Gloria Espinoza Briseño, de la taquería en la San Rafa, así como otros más que les consiguieron chambita en el UTSMA o andan en puestitos del Gobierno del Estado.

Y fue justo en esa fiesta de la campaña retro, que Jesús Correa, con su amplia visión del panorama político, auguró que Mauricio Trejo, el alcalde electo, no se va a portar nada bien y hasta dijo que la gente «ni sabía por quién habían votado» y que les iba a ir peor que en su primer periodo.

Por lo que vemos, Jesús Correa odia con odio jarocho a Trejo, pero lo bueno es Correa todavía tiene chamba en el Estado y por allá andará otro ratito.

Bueno, hasta la síndico Veros Agundis 🌸🌸🌸 en esa fiesta andaba como enojadilla porque en la fiesta retro, que sirvió para desahogarse, anduvo diciendo a todo mundo que fue la «cochina soberbia» la que NO les ayudó a ganar (Upssss)

Lástima para todos «los desterrados» que revivieron, porque terminaron por «echarle la sal» a su «divinidad» Villarreal que COMO SIEMPRE, no ha dicho si volverá para terminar el cargo para lo que lo eligieron, es decir la alcaldía.

PÉRDIDAS, PERDIDAS, PERDIDAAAAAAS

Hace unos años, Kimberly y Wendy, se hicieron famosos por un video que desde entonces las identifica como «Las Perdidas».

Pues así como la Kimberly y la Wendy, en el gobierno Municipal hay más de mil 600 cosas, objetos, muebles y otras cosas que no hallan o dicen que están dañados, los mismos que quieren «dar de baja», ahora que entrará una nueva administración.

Las cosas que quieren dar como «pérdidas» o fuera de servicio, dicen que las «quieren donar» a otra dependencia, pero recuerden que todo objeto que tocaron de la administración es un bien público que se adquirió con dinero del pueblo.

Y ¿qué hay entre las cosas perdidas? pues empecemos:

POLICÍA Y SEGURIDAD PÚBLICA

Este es uno de los más graves -aunque grave es todo-, pues entre las cosa que buscan dar de baja están 27 armas, 2 fusiles y 1 carabina que se o se les «perdió» o ya no sirven, además de equipo táctico, herramientas de trabajo, de equipo de cómputo, de archiveros, señales de tránsito, de oficina, software, CPU, teclados y más de 130 radios de comunicación.

Es decir, ¿durante el tiempo que estuvo el holograma del General Rolando Hidalgo Eddy se perdieron y/o descompusieron armas, cascos, equipos de oficina y demás…SIN QUE NADIE DIJERA NADA?

Claro, en la administración pasada (2015-2018) nadie habló de «pérdidas ni dar de baja» porque NUNCA LO DIJERON; la transición de un hermano a otro no dejó asomar lo que «se perdió», porque todos los del actual gobierno fueron cómplicesY DIJE TODOS!) de que lo que «perdieron», descompusieron o echaron a la basura.

Es por eso que hoy andan presurosos, tratando de ver cómo lo dan de baja o dicen que «lo donarán» a otra dependencia, pero la cosa no es tan fácil como ellos creen.

Cuando se da de baja un artículo, objeto o mueble de una administración es porque debe haber una denuncia ante el Ministerio Público de su «desaparición» debido a que es un bien público, en otro caso, es presentar el objeto-mueble que está descompuesto o dañado, como dicen ellos.

Así que será un desfile largo y en corto tiempo el que tendrán que utilizar para revisar si es cierto que:

  • Los baffles, las tarjetas de video, los altavoces, las sillas, los libreros, los estantes y hasta las banderas que «YA NO SIRVEN» en cultura.
  • Las más de 27 armas, los fusiles, la carabina, los más de 50 cascos, los escudos antibablas, la señalética, herramientas, equipos de cómputo, las palas, las escobas de jardín, las motobombas, los más de 130 radios portátiles y hasta un colchón que dicen «No sirven» en Seguridad Pública, el lugar que hicieron Secretaría para un General que presume que por años persiguió al «Chapo» Guzmán, pero que trabajó de BECADO con dinero de los sanmiguelenses solo por el capricho de un alcalde (Luis Alberto Villarreal) porque ni a él le hacía caso. El General siempre fue un holograma: la mitad de la administración estuvo enfermo y la otra mitad, le echó la culpa al COVID.
  • Y que decir de OBRAS PÚBLICAS con sus archiveros por montones que no hallan
  • Los sellos , los sillones , la impresoras, los monitores, los CPU y hasta series de NAVIDAD se «perdieron» o descompusieron en este gobierno

Es por eso que los panistas ahora quieren subir a Cabildo el dar más de mil 600 objetos- cosas- muebles de baja para «donarlos» a otra oficina, pero como ya te dije, la cosa no es tan fácil.

Y no, los responsables de esas computadoras, de esos CPU, de esas armas que no aparecen o están dañados y deben presentar NO SON LOS EMPLEADOS, son los DIRECTORES, que fueron los responsables de los bienes que pusieron en sus manos, con un grupo de personas a su cargo.

Así que mis Godi-directores, empiecen a armar sus montones de razones por las cuales la bandera no aparece o está dañada, a presentar las casi 149 armas que dicen están «descompuestas» o los cientos de muebles y equipos de cómputo que no hallan, no sirven o no prenden porque antes de darlos de baja, hay que verlos o tener la denuncia ante el Ministerio Público debidamente presentada, de otra manera, los que estarían incurriendo en un delito, serían los directores y quienes aprueben su «desaparición».

Por eso, estaremos pendientes y te aviso, porque ya andamos muy trabajadores en ello.

LA DEL ESTRIBO

Poy hoy ya me voy ya me despido, no sin antes contarte que es la Seguridad quien tiene hoy en vilo a San Miguel de Allende y solo confiamos en que el próximo gobierno tome cartas en el asunto y se decida no por un HOLOGRAMA como lo hizo Luis Alberto Villarreal con el General Rolando Eugenio Hidalgo Eddy, que nomás vino a sentirse Jeque en una ciudad que ni cuidó ni quiso nunca.

Pero también le pedimos a Mauricio Trejo Pureco, alcalde electo para el periodo 2021-2024, que ¡tenga cuidado! con la recomendaciones del de la Seguridad Estatal, Álvar Cabeza de Vaca y las que le haga Carlos Zamarripa de la Fiscalía, porque tienen cada gustito que ¡bueno!.

Si no me cree, pregúntele a Celaya, donde ellos recomendaron y recomendaron y recomendaron por años a personajes «bien acá» que nomás no pudieron con el paquete y el pesado yugo de la violencia, sigue acechando a la ciudad cajetera.

Le digo porque también en alguna ocasión lo hicieron con San Miguel de Allende, donde enviaron «de recomendado» a Ricardo Benavides, el «Mirrey» de la Seguridad que más se la pasó poniéndose guapo, haciendo trabajos de seguridad.

Y como ya lo traje al presente, la «recomendación» del Zama y el Álvar nomás sirvió para tener un hombre inalcanzable, que poco se supo de él y que hasta de pleito salió con Ricardo Villarreal, porque al igual que el holograma del General, se le «salió del huacal».

Y es que Benavides solo paseó y se redogeó en San Miguel de Allende, dejando cifras nunca antes vistas de inseguridad.

El llamado «Mirrey» de la Seguridad, al que sólo veían en los operativos grandes, rodeados de al menos 6 escoltas, utilizando una patrulla de policía y dos camionetas, varias veces se hizo de palabras con quien le reclamaba por su trabajo (si no pregúntenle a los abogados, ellos saben con quién intentó pelearse en la calle).

Don «Mirrey» Benavides se fue ganando más de $95 mil pesos al mes, algo así como $3 mil pesos diarios por hacer …. lo que hizo.

Las cifras de Semáforo Delictivo dejaron claro que el señor Benavides, a quien le confiaron la seguridad, dejó a San Miguel en  números rojos, pero confiemos ahora que Mauricio Trejo se decida por un consejo ciudadano que le ayude a juntos encontrar al mejor postor y no apostar por quienes «recomiendan» gente cuando ni siquiera viven aquí.

Por eso ya me voy, confiando en lo que confiamos todos: QUE NOS VAYA MEJOR, porque en las manos de Mauricio Trejo está el ser aquel que los panistas auguran (quien dará la espalda a quien lo apoyó) o convertirse en el Mejor Alcalde que ha tenido este pueblo, un pueblo al que ya lo ultrajaron, violentaron y que al igual que en la trata de personas, le pusieron tacones y pintaron sus labios rojo carmín para ofrecerla al mejor postor.

Este hartazgo llevó a usted a gente valiosa y pensante, aprovéchela y escúchela, y de las recomendaciones tenga cuidado, que pueden acabar con el gran equipo que lo cobijó.

Ahora sí me vou, no sin antes hacerlo como siempre, con una rolita muy ad hoc a cómo nos han dejado el bolsillo en los últimos años:

Written by news sanmiguel