Redacción

newssanmiguel@gmail.com

Con info de Ana Gaby Hernández
En el mes de noviembre empezó todo, fue cuando los vecinos comenzaron a ceder sus banquetas y entradas de cochera para dar paso a una obra que dijeron en Obras Públicas que terminaría en 6 meses. El tramo apenas mide 85 metros y este mes se cumplen 8 meses de las obras en la Calzada La Aurora y apenas va la mitad, iniciando la obra con 3 hombres trabajando.

Los vecinos de la Calzada la Aurora fueron testigos de cómo pegaron y cortaron cada piedra, de cómo introdujeron cables y tubos. Hoy pueden utilizar un carril recién abierto pero prepárense para las obras que siguen enfrente… Lo que empezó hace 8 meses con 85 metros de largo, se llevará otros más.

Los comerciantes cercanos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dicen que ya hasta se acostumbraron a vivir entre la tierra y los problemas de tráfico. Las horas pico saturan el único carril que por meses estuvo cerrado y que pronto, muy pronto, tendrán que bloquearlo para continuar la obra que hoy 3 hombres inician y hacen lo que pueden y alcanzan.

“Por las mañanas el tráfico es demasiado lento porque se atraviesan tolvas de material y tardan en retirarse, no hay espacio para estacionarse, algunos negocios no abren por el polvo que se genera donde trabajan frente a estos”, menciona Cristina, quien atiende en una tiendita de abarrotes.

El parque frente a la calle Ignacio Aldama el director de Obras Públicas, Felipe Tapias, también les prometió «con la mano en el corazón» que la terminaría en 3 meses, ya se alcanzaron los 8 meses y siguen los trabajadores pegue y pegue cuadritos, durmiendo frente a la escuela y saliendo de su baño móvil.

“Las obras en ocasiones están detenidas porque los trabajadores no tienen a la mano material para trabajar, tal es el caso de la obra en calle Cielito Lindo, ésta dio inicio en diciembre del año pasado y aún faltan banquetas y se cree terminar el próximo mes”, comentó uno de los dos trabajadores en esa zona sin dar más detalles.

Por el momento sólo recogen escombros, sus compañeros fueron mandados a otras obras de la colonia mientras les llega el material.

Y qué decir de la Glorieta camino a la colonia San Luis Rey donde al menos se han registrado 6 accidentes de automovilísticos desde su apertura.

«Es muy peligrosa, está mal hecha, no tiene peraltaje, no hay señales, es cerrada y está mal planeada. Eso no es un círculo, parece otra figura geométrica que no conocí en la escuela… debería buscarlo en Internet», dijo uno de los vecinos de la Calzada.

Ahí viene la otra mitad de los menos de 100 metros de obra ahora frente a la clínica del IMSS.

 

 

Written by amsanmiguel