Para Karla Ramírez López, presidenta del DIF Municipal, los valores y la unión de las familias son uno de los objetivos que se tiene que trabajar con mayor impulso durante su labor al frente de la institución.

Reconoce que su labor, basa- da en los 14 programas con que cuenta el Desarrollo Integral de la Familia, ayudará a fortalecer sus objetivos y tener la cercanía con las familias que se acercan para solicitar ayuda.

Conciente de que en las más de 500 comunidades que tiene el municipio hay mucho trabajo por hacer y de la importancia de aplicar mayores esfuerzos y atención, continuamente visita los poblados para organizar ac- tividades y labores que ayuden en el desarrollo de las familias.

“Se trabaja con las familias para que se sientan bien atendidas porque la intención no es sólo ayudar, sino hacerlo con calidez”, dijo Karla Ramírez.

Uno de los programas con mayor impulso es el de las guarde- rías del DIF, una de ellas ubica- da en la zona urbana y cinco más en comunidades. Cada progra- ma cuenta con un coordinador, una directora y un subdirector que apoyan a la presidenta en la labor social que se realiza a través de la institución.

Resaltó que las visitas a las co- munidades las realiza por lo menos dos veces a la semana, donde ella misma corrobora como están trabajando con la gente para saber realmente cuales son las necesidades de cada lugar.

En las comunidades aplica programas como Mi Casa Diferente y Red Móvil Alimenticia, en donde el DIF municipal lleva los insumos y las mamás en las comunidades se coordinan para cocinar y así garantizar que los niños estén bien alimentados.

En este programa no sólo se nutre a los niños, sino también a personas con discapacidad y adultos mayores.

“En las comunidades nosotros llegamos y ofrecemos nuestro programa, y las mamás ofrecen el apoyo para trabajar en las es- cuelas”, mencionó.

“Hay mucho qué hacer, a mí me gusta estar en las comunidades, me gusta estar en contacto con las mamás, no sólo con mi per- sonal, sino que me sientan a mí también con esa preocupación de ver como están trabajando y pen- diente de lo que les hace falta”, enfatizó Karla Ramírez.

Otro de los programas que re- salta dentro del DIF es el de asis- tencia social, al que llegan todo tipo de necesidades de la gente, como medicamentos, sillas de ruedas y muletas, en donde per- sonal del DIF se encarga de cana- lizarlos y de asegurarse que sean bien atendidos.

“Uno de los problemas que se detectaron durante la campaña, fue la gran cantidad de enfermos con insuficiencia renal crónica, tanto en comunidades como en cabecera. Nuestro compromiso fue ayudar a estas personas, a las que hemos atendido durante este tiempo”, finalizó la presidenta.

Written by amsanmiguel