Redacción

Newssanmiguel@gmail.com

SAN MIGUEL DE ALLENDE. – Este lunes inició el nuevo ciclo escolar (2021-2022), y los niños están de vuelta en las escuelas bajo una nueva normalidad, con protocolos de salud muy estrictos para el cuidado de su salud, una nueva normalidad en la que, los uniformes sí son necesarios pero no obligatorios.

Nos fuimos a San Juan de Dios, en donde están ubicadas las escuelas primarias «Hermanos Aldama» y «Fragua de la Independencia», así como la secundaria «Leobino Zavala».

En la Hermanos Aldama, pudimos ver que una parte de los alumnos entra por la puerta situada a un lado del templo de San Juan de Dios, mientras que otra parte lo hace por la puerta que se encuentra en la calle San Rafael. A los pequeños les toman la temperatura dos veces, cuando entran y también cuando salen de la institución.

En Fragua de la Independencia, los papás esperaban en calle San Rafael a sus niños, como solían hacerlo antes de la pandemia.

Los pequeños de ambas escuelas, todos con sus mochilas, con sus cubrebocas y mascarillas, algunos sin el uniforme de la institución.

En la secundaria Leobino Zavala, platicamos con el encargado directivo, Arnaldo Hernández Acosta, quien nos dio todos los detalles de este regreso a clases en esta nueva normalidad, ahí en la institución.

«Es un día muy emocionante y a la vez con nervio, pero ya estamos aquí, vamos a estar trabajando esta semana de forma presencial, están viniendo los alumnos a presentar su examen diagnóstico, son 3 primeros, 3 segundos y 3 terceros de cada grupo, vienen 15 alumnos, es el aforo que tenemos ahorita», detalló el director.

Las clases de los estudiantes de la Leobino Zavala van a ser híbridas, van a estar tomando una semana presencial y dos en su casa (toda esta semana es presencial).

¿Hay respuesta de los papás y de sus hijos?

«Los alumnos están felices, los papás son los que se sienten inseguros, hoy recibí nuevamente a tres papás que ya van a cambiar a su hijo virtual mejor, ya no quieren que tome clases presenciales, pues ustedes saben, la dinámica de los contagios está creciendo y ya van a preferir llevarlo virtual algunos papás».

¿Esta modalidad es definitiva o es como que van a ver cómo les va?

«Esto va a llevar a una movilización, no puede estar nada completamente ya fijo o seguro, nosotros teníamos que arrancar, lo hicimos, pero seguramente va a ir habiendo movimientos».

¿Qué hay de un protocolo en dado caso de que algun alumno se contagiara de Covid, cómo estarían actuando ustedes?

«Todos los días estamos checando cuántos docentes vienen, cuántos alumnos, preguntamos si los compañeros docentes vienen con salud, a los alumnos se les toma la temperatura, estamos siguiendo los protocolos, si por cualquier motivo algún chico lo detectaramos, pues vamos a seguir los protocolos, se va a aislar sin discriminar, llamar a papás para darle continuidad».

En la escuela hay una cuerda que divide la entrada y salida para que los alumnos no se crucen por ningún motivo, lo mismo en cafetería, también se están llevando los protocolos.

«Aunque los alumnos se ven tranquilos, hasta cierto punto felices, no podemos hacer más por ellos de dejarlos socializar, correr convivir ¿Verdad?, el maestro pasa con ellos a cafetería, con sus 15 alumnos, se sienta con ellos así separados, platica con ellos un rato para que respiren, se les da el acompañamiento y luego ya pasan al salón otra vez, hasta cierto punto nos da alegría venir a la escuela, estar aquí, pero no debemos bajar la guardia», concluyó el director de la Leobino Zavala.

Written by amsanmiguel