Redacción

newssanmiguel@gmail.com

CDMX.- En Sonora, Cecilia Patricia, una de las fundadoras del grupo de madres que buscan a sus hijos desaparecidos, se cansó de pedir ayuda a las autoridades y recurrió a un video para «pedir permiso» a los grupos criminales, que le permitieran seguir la buscándolos para traerlos de nuevo a casa.

Tras mandar el mensaje a los integrantes del crimen, dijo que fue el último recurso, uno no deseado pero necesario, para que le permitan llevar de regreso a casa a sus hijos Marco Antonio y Alejandro, a quienes grupos organizados los secuestraron.

A Cecilia le han desaparecido a 3 hijos. Alejandro, fue el primero que desapareció, en el año 2015 en Sinaloa. En ese entonces ella se dirigió a ese estado para buscarlo.

En el año 2019, el 4 de mayo, le desaparecieron a sus otros dos hijos: Marco Antonio, el mayor, y Jesús Adrián, el más pequeño de los tres, el cual, fue liberado por criminales el 10 de mayo de ese año en la Costa de Hermosillo.

“Cuando me entregaron a mi hijo Jesús Adrián, me hablaron y me dijeron que cerca de ese lugar (Costa de Hermosillo) iba a encontrar a mi otro hijo, Marco Antonio. Cuando yo acudí a buscar al lugar, en noviembre del año pasado, encontré 24 cuerpos, pero todavía no hay resultado de las pruebas de ADN; no debería de tardar tanto”, dijo en entrevista para Sin Embargo.

La desesperación por no tener una respuesta y vivir en un país con alta impunidad la orillaron a enviarle un mensaje al narco para que la dejen buscar a sus hijos. Cecilia lo hizo en Sonora, pero no ha sido la única madre que frente “a la indolencia” de las autoridades y la crisis de desaparición pide una tregua a los delincuentes para continuar con su búsqueda.

La activista ha sido amenazada en múltiples ocasiones desde mediados del año 2021: la primer vez fue al poco tiempo de que su compañera Aranza Ramos fuera asesinada a balazos en Guaymnas, Sonora.

“Luego del asesinato a las 24 horas empecé a recibir yo llamadas o mensajes de perfiles falsos que me decían que yo era la que seguía, que la orden ya estaba dada por el ‘Jefe’”.

Frente a los amenazas, Cecilia llamó a defensores de derechos humanos para reportar su situación. Los activistas de inmediato le ayudaron para activar el mecanismo federal de protección y dejó Sonora.

“Yo pensé que iba a ser por poco tiempo, pero ya han pasado seis meses”, comentó.

Frente a la petición de la madre, el lunes 3 de enero, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció en su conferencia mañanera que en los lugares donde hay resistencias y amenazas a madres buscadoras, la Guardia Nacional puede acompañarlas.

“Tengo la necesidad de seguir buscando a mis hijos, por lo cual, me veo en la necesidad de pedirles a ustedes, los jefes de los cárteles de Sonora, Salazar y Caro Quintero y demás líderes, que no nos maten, que no nos desaparezcan, que no nos amenacen, que nos dejen seguir buscando a nuestros hijos, que no buscamos culpables, no buscamos justicia, lo único que queremos es traerlos de vuelta a casa. Tenemos la necesidad de traerlos porque buenos o malos, culpables o inocentes, para nosotros es toda nuestra vida”,

Cecilia Patricia Flores armenta, mamá buscadora de sonora.

Written by news sanmiguel