Redacción

newssanmiguel@gmail.com

SAN MIGUEL DE ALLENDE.- El domingo pasado un grupo de habitantes de la comunidad de Jalpa decidieron unirse para jugar una «cascarita» en las canchas de futbol de la comunidad.

Al lugar llegaron familias y amigos, para ver al equipo de futbol femenil y el de hombres que aprovecharon la mañana dominguera para echar un partido de «fucho».

Sin embargo, la mañana deportiva terminó diferente, cuando una camioneta con al menos 6 elementos de Policía Municipal de San Miguel de Allende, llegaron con sus armas largas para pedir a los participantes del juego de futbol y los asistentes que dejaran de jugar porque estaba «prohibido por la contigencia».

Sin embargo las cosas comenzaron a subir de tono hasta que uno de los elementos levantó su arma y encañonó a los jugadores y asistentes del campo de fut en la comunidad de Jalpa, donde había niños, jóvenes y adultos.

Delante de ellos «subieron» a uno y se lo llevaron en la patrulla.

Todo esto quedó grabado en un video que fue compartido en el Twitter de la periodista Antonieta Herrera.

Ante ello el Municipio confirmó los hechos e indicaron que el elemento que encañonó a los asistentes del partido de futbol fue arrestado por apuntar con su arma a un ciudadano.

«La Secretaría de Seguridad Pública de San Miguel de Allende informa que uno de sus elementos fue arrestado y sujeto a proceso de sanción por apuntar con su arma de cargo a un ciudadano este domingo en la comunidad de Jalpa», señala un boletín.

Destacaron que el policía intervino para dispersar al grupo de pobladores que por jugar futbol en un campo de futbol de su comunidad, ponían en riesgo su salud y la de los sanmiguelenses debido a la contingencia por la pandemia del covid-19.

Destacan que posteriormente, en ese mismo lugar los agentes conminaron a otro grupo de ciudadanos a que se abstuvieran de ingerir bebidas alcohólicas en la calle, ya que constituía una falta administrativa.

Indican en el boletín que ante la negativa de los ciudadanos, los policías arrestaron a uno de ellos; esto provocó que la gente se tornara agresiva e insultara a los policías.

«En este contexto, uno de los uniformados levantó indebidamente su arma de cargo, motivo por el cual fue arrestado y enviado a Visitaduría para que el Consejo de Honor y Justicia determine la sanción conducente».

De igual forma se informa que tras revisar las armas de cargo, se confirma que no se realizaron disparos por parte de algún elemento de la corporación.

Written by news sanmiguel